Mapa web
Youtube
Campus UNED

"Revalorizar el rural gallego es una asignatura pendiente que nos ayudaría a no vivir de espaldas a la naturaleza y a reconocer la belleza de nuestro patrimonio"

6 de marzo de 2018

Alfredo Vela es Graduado Social e impartirá del 5 de marzo al 30 de abril el curso Revalorizando o rural en el Centro Asociado de Pontevedra. En él, Vela profundizará en el presente, pasado y futuro de la aldea gallega y sus desafíos, prestando especial atención a la mujer y su rol como guardiana de la tradición del linaje, la crianza, así como la producción y administración de los productos.

¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrenta el rural gallego?

El abandono del rural en sus usos tradicionales, que trae aparejado una pérdida de biodiversidad en el territorio, la desaparición de los nombres de lugar vinculados a un uso mantenido del aprovechamiento de la Tierra y a un respeto del territorio, la aparición de flora exótica invasora difícil de controlar, la desaparición de espacios sacralizados, santuarios vivos de la comunidad que la refuerzan y le dan continuidad; el envejecimiento de la población y la ausencia de niños que hagan vida en el rural, interactúen entre ellos y sean los receptores de la sabiduría y los consejos de los ancianos, del conocimiento familiar y vecinal, son solo alguno de los principales desafíos a los que se enfrenta el rural gallego. La aparición de fuegos incontrolados en montes privados abandonados, o los montes vecinales mal gestionados -bien por desidia o porque supone ya un esfuerzo gestionarlo para los mayores que aún permanecen- son también otro de los grandes problemas que amenazan al presente de las aldeas gallegas. 

Galicia tiene un grave problema demográfico. De una parte, se constata un fuerte descenso de los nacimientos; y, de otra parte, se aprecia un intenso proceso de envejecimiento de la población. Esta situación afecta gravemente al rural gallego. Pero ¿cómo podemos luchar contra ella?

Para luchar deberíamos recuperar el sostén del núcleo familiar que guarde la tradición oral del respeto por el rural y nos ayudn a mantener un sentido crítico ante las aberraciones y afectaciones que penden sobre ella, porque solo de esa forma podemos generar conciencia y compromiso; recuperar y poner en marcha las escuelas rurales, porque una escuela es dentro de ella pero también fuera, en el bosque, en los prados, en los outeiros... Los niños crecen aprendiendo a resolver los conflictos y a ser ellos mismos quienes propongan soluciones. La restauración de casas para albergar personas interesadas en hacer vida en el rural es también una manera de darles vida. La producción de la tierra que genere una economía local donde los productores mimen la tierra y encuentren en Galicia consumidores interesados en sus productos es también otra alternativa. 

 

El curso se centra en la necesidad de revalorizar el rural gallego. ¿Es esta una asignatura pendiente en Galicia?

Por supuesto. Revalorizar el rural gallego es una asignatura pendiente que nos ayudaría a no vivir de espaldas a la naturaleza, a reconocer la belleza de nuestro denso patrimonio, a embelesarnos con el sonido de una fuente, el discurrir de un río, el ulular del cárabo, el aullido del lobo o el trino de un pájaro...;a la familiaridad de los animales domésticos, a recordar el compromiso de nuestros antepasados, pues de ella obtenían sus recursos, ritualizaban las etapas de la vida y rendían culto en sus santuarios. 

 

De los 8.125 pueblos que vertebran nuestro territorio, seis de cada diez municipios rurales tienen una población menor de mil habitantes y se encuentran en riesgo de extinción. ¿Cómo parar esta tendencia?

Parar la tendencia implica el compromiso de todos, significa apostar por los productos locales en toda su amplitud, por la reconversión de oficios que puedan generar riqueza y fondos para mantener una comunidad o aldea, por la puesta íntegra del patrimonio. Por supuesto, la implicación de la administración es necesaria, haciendo atractiva la vuelta a ella sin depredar sobre ella, estableciendo los servicios que hoy en día se consideran necesarios, logrando la permanencia de los mayores y la vuelta de los jóvenes, abriendo escuelas, promoviendo la recuperación de bienes comunes que restablezcan el espíritu colectivo, conformando asociaciones y juntas vecinales que ayuden a luchar contra el individualismo extendido en nuestra cultura.

Rúa de Portugal 1 36162 Pontevedra - Pontevedra. tel.: 986851850 informacion@pontevedra.uned.es